Templario

foto hecha por ElDavid1

En la edad media la guerra entre cristianos y musulmanes era constante, no sólo en España, si no también en oriente medio. Muchos peregrinos que se dirigían a Jerusalem eran atacados por musulmanes o ladrones que hacían imposible su llegada. En 1119 Hugo de Payns y ocho caballeros más emitieron en manos del patriarca de jerusalén , Balduino II, votos solemnes de consagrar su vida a la protección y defensa de los peregrinos y a combatir los enemigos del Rey Soberano. A partir de ese momento quedó oficialmente fundada la Orden del Temple. Su sede se situó en el templo de Salomón.
Durante los siguientes años siguieron luchando en las cruzadas y fueron obteniendo cada vez más bienes como castillos, fortalezas y tierras; La mayoría de sus bienes los obtuvieron mediante donaciones que les hacían los reyes de cada reino por defender o conquistar alguna propiedad.
Poco a poco se fueron alistando en la Orden personas, y entre ellos algunos de sangre real, provenientes de España, Francia, Inglaterra, Alemania y Portugal, donde obtuvieron muchos bienes.
Los templarios empezaron a ejercer como bancos, guardando las fortunas de grandes condes y terratenientes. Pero la Orden fue perdiendo tierritorio en Tierra Santa y habían sufrido grandes derrotas en occidente. El rey de Francia Felipe IV, el Hermoso, insaciado con su poder y viendo los beneficios que podía obtener con la supresión de la Orden y con la posterior confiscación de los bienes, se puso manos a la obra. Les acusó de renegar del Cristo, pisoteando y escupiendo la cruz. Que en compensación de su celibato se les permitía la sodomía, pecado que los maestres absolvían. Que adoraban ídolos y que sus sacerdotes omitían intencionadamente en la misa las palabras de la consagración, etc.
Felipe IV encarceló a muchos templarios y los torturó hasta que por dolor e impotencia admitían esos hechos que, por supuesto, nunca se realizaron. Otros, por el contrario, nunca admitieron su culpa y acabaron ahorcados o quemados, mientras que los que lo admitían salían impunes y dejaban la orden. Jacobo de Molay, el último maestre de la orden fue quemado vivo en un islote del río Sena, ante la mirada de muchos franceses que lo observaban con impotencia.
En el Concilio de Vienne, entre el 16 de octubre de 1311, y el 3 de abril de 1312 el Papa anunció la supresión del Temple. Por la bula Ad providam, el 2 de mayo de 1312, Clemente V otorgó los bienes de la extinta orden a los caballeros de San Juan de Jerusalén, es decir los Hospitalarios.
________________________________________________________________________
Fuentes:
http://platea.pntic.mec.es/~rmartini/fin_de_los_templarios.htm
Wikipedia – http://es.wikipedia.org/wiki/Caballeros_Templarios
Libros:  Los Templarios (autor: Emmanuel Barceló)
Los Templarios en los Reinos de España (autor: Gonzalo Martínez Díez)